Atles dels Ocells de Menorca a l’Hivern 2007-2011

Part de la sèrie ATLES sèries:
Edicions:PDF (Espanyol)
Mida: 210x297 cm
Pàgines: 377

La Societat Ornitològica de Menorca (SOM) es una asociación relativamente joven, pues aparece hace apenas unos diez años en el año 2000, aunque muchos de sus miembros ya poseían entonces una gran experiencia en el campo de la ornitología. En este corto periodo de tiempo ha llevado a cabo múltiples trabajos e investigaciones sobre una gran variedad de aspectos relacionados con este fascinante mundo de las aves. Desde estudios específicos sobre una especie determinada u otros sobre variables claves en la ecología de una especie, hasta aspectos generales sobre la biología de muchas especies o ecosistemas.

Este Atlas de las aves invernantes de la isla de Menorca que ahora se presenta, representa el esfuerzo de gran parte de los miembros de la SOM, que desde hace años han venido recogiendo datos sobre nuestras poblaciones de aves invernante, y que se ha materializado en los últimos tres años en un gran esfuerzo de muestreo coordinado por Javier Méndez, y que ha dado como resultado este magnífico trabajo de síntesis.

A pesar de que la mayor parte de las actividades de la SOM se llevan a cabo de manera voluntaria, un trabajo de tal envergadura como este lleva asociado inevitablemente un importante coste económico, que en muchas ocasiones frena o limita la posibilidad de iniciar trabajos semejantes. En este caso, ha habido una inestimable ayuda económica de la Agencia Menorca Reserva de la Biosfera que desde un inicio consideró interesante el proyecto y que ha permitido su realización durante estos tres últimos años. Sin esta ayuda el proyecto habría sido inviable.

Los resultados obtenidos muestran la gran riqueza de aves que podemos encontrar en nuestra isla, a la vez que la gran diversidad de especies que encuentran en ella un hábitat adecuado para pasar este difícil periodo del año. Esto es un claro indicio del óptimo estado de conservación en que se haya la mayor parte de nuestros ecosistemas, que permite que gran número de especies se asienten en ellas, encontrando alimento y reposo, hasta que la llamada de la primavera provoca que muchas nos abandonen para dirigirse a sus áreas de reproducción más norteñas. El colorido y algarabía que proporcionan sus movimientos y cantos hace que el frio invierno se torne un poco más alegre, donde las grandes bandadas de aves constituyen un atractivo más de nuestra isla, que llega a sorprender a muchos de los turistas que nos visitan durante el invierno.

Espero que este Atlas contribuya a divulgar la riqueza ornítica que se puede observar en la isla durante el invierno, y que esto pueda colaborar en mejorar la conservación de algunas de nuestras especies que se encuentran en una situación crítica, como el milano real o el carricerín real, pues como muy bien dice la sabiduría popular no se puede conservar aquello que no se conoce.

Félix de Pablo Pons
President de la Societat Ornitològica de Menorca (SOM)

Print Friendly
Societat Ornitològica de Menorca SOM
Sobre l'autor

Deixa el teu comentari

*